jueves, 4 de junio de 2015

Desde Dublín, con amor!! (Vol. 2)

Muy buenas de nuevo, gentecilla!!

Ya han pasado algo más de tres meses desde que estamos aquí, en esta increíble ciudad, y ya va tocando otra revisión, ¿no? Hemos pasado San Patricio (a lo castellano antiguo, aunque aquí se empeñan en llamarle St Patrick's y también St Paddy's day... no sé, será como más cariñoso...) aquí y, bueno, como cabía esperar, el desfase es supremo, el color verde ya hasta agobia y la cerveza corre mucho más que en la romería del Rocío... ¿Españoles fiesteros? ¡¡Enga ya!!!

video

La verdad es que como poco, asombra: ver a todo el mundo desde bien temprano en la calle, con todo súper adornado y todos los bares hasta la bola... Los comercios cierran, la gente no curra por regla general y todo el mundo sale a la calle con algo verde a celebrarlo. A tu alrededor música tradicional (no puede faltar la de Molly Malone) y siempre siempre siempre, una pinta de Guinness. Sonríe a la cámara!! Ya eres Irlandés!! :P

Sin embargo, no es de St Patrick's de lo que quería hablaros, quería seguir comentando impresiones de esta ciudad después de unos cuantos meses pateando sus calles.

Así pues, me pongo manos a la obra!! Seguimos:

1. No me preguntéis por qué, porque aún no lo he averiguado, pero aquí casi todas las mujeres, da igual edad o tribu social (te puedes ver a una ejecutiva, una estudiante o una viejecita) llevan unas zapatillas deportivas -de atletismo, de las de correr de toda la vida-, de último modelo y colores variados con su atuendo cotidiano. No importa si visten un traje de ejecutiva, unos vaqueros o un vestido... Ellas llevan sus zapas de última generación puestas. Como diría mi madre: Antes muerta que sencilla... :)

2. Por contra, ellos, independientemente de su estatus, profesión o edad, llevan unos zapatos de puntera que más de uno se debe pegar un tropezón que ni te cuento... Por regla general son horrorosos (los zapatos, ojo... no quiero herir susceptibilidades), tienen una estética un poco extraña (quizá necesito más tiempo para entenderla...), nunca combinan los zapatos con el resto de la ropa o los calcetines... ¿Será cosa del carácter de cachondos que caracteriza a los irlandeses? Seguiré investigando...

3. A esta gente les encanta un dulce!! Sí, les apasiona, tienen además unos dulces con una pinta espectacular... Cabe destacar la tarta de zanahoria, los scones y los crumbles, que están en todos lados. Para sumarme a la moda he hecho mi propia tarta de zanahoria y mi propio crumble de ruibarbo (ver registro gráfico), una verdura parecida al apio (son varas largas de más o menos la misma estructura) pero roja, y que se emplea mucho en estas latitudes, especialmente para hacer mermelada o crumbles. Sin embargo hay que destacar que son algo menos chuchones que nosotros (lo que para mi no es un problema, al revés, es de agradecer), y es que los dulces no están asquerosamente dulces, como muchas veces esperas que estén por la pinta que tienen, sino que llevan poco azúcar, les gustan más bien tirando a amargos que a súper dulces :) Quizá es que no quieren aborrecerlos, no sé...

4. También son muy fans de la pesca. Allá donde haya un charquito de agua, allá te ves a cuatro o cinco irlandeses (muy pros, todo hay que decirlo) con su caña de pescar y su gorrita... No sé qué pescan porque no los he visto nunca con nada, pero bueno, al menos se entretienen

5. Aman los parques y un trozo de verde. Impresionante, siempre gente corriendo de atrás para adelante, o con los niños, sacando al perro... Pero siempre en la calle. Me gusta. De hecho, suelo comer en un parque (cercano al trabajo), y no hay día en que no esté a rebosar de madres con sus niños (muy propias, me encantan cuando hacen el picnic, te las ves con su mantelito de cuadros rojos y blancos con sus retoños alrededor... para comérselos), paseadores de perros con sus respectivos perros, estudiantes haciendo picnic -o la mona, vaya a saber, no sé qué horarios gastan aquí porque da igual el día que sea, siempre hay niños y estudiantes a diferentes horas tanto en el parque como en la tienda, así que no sé si es que pasan de ir a clase, si la asistencia es voluntaria o si directamente no hay clase... ahí tengo tarea para el siguiente post: horarios escolares-, currantes como yo aprovechando un rato para coger algo de sol (sol? sol? he dicho sol???? El subconsciente me juega malas pasadas, enh??) y comer al aire libre...

6. Como he tenido la suerte de vivir aquí el referéndum a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo (y la posterior fiesta, no podía ser más gay, viendo Eurovisión en el pub gay más famoso de la ciudad!! Party hardcore!! :D), he podido comprobar también cómo se vuelcan de forma altruista por aquello por lo que creen. Sin sumar las campañas (obviamente yo voy a defender la del sí, por supuesto!! ;)) previas, reuniones, quedadas para poner carteles, publicidad, chapas, etc... (todo pagado por donaciones, los propios bolsillos de los interesados y la venta de publi, chapas, etc), era impresionante cómo el día previo a la votación, toda la calle estaba inundada de voluntarios (otra cosa súper común aquí y que se valora enormemente por la sociedad y empleadores) repartiendo pegatinas, poniendo carteles y, en definitiva, defendiendo sus ideas, las que por suerte defendió la mayoría de Irlandeses, pasando a la historia como la primera nación que aprueba por referéndum popular el matrimonio entre personas del mismo sexo.


7. Paso ahora a hablar del trabajo, ya que desde hace dos meses estoy currando en una tienda y puedo empezar a comentar mis impresiones. Obviamente estas cosas son muy subjetivas, es mi primera experiencia irlandesa y bueno, sé que no todas las pequeñas empresas irlandesas serán iguales, pero hablando de la mía en concreto, solo puedo decir que es un completo y absoluto desbarajuste, como dirían  por mi tierra. La verdad es que no sé cómo va para adelante (y tan bien, porque les va genial), pero bueno, igual es que el modelo del caos funciona por aquí, no sé, aún ando algo desconcertada. Y es que trabajamos unas 15-16 personas, pero todas a la vez, sin funciones definidas. Al día se van viendo las prioridades y se van haciendo como se va pudiendo. Lo que queda claro es que el cliente es lo más importante. Y digo IMPORTANTE y lo recalco en mayúscula, porque si te tienes que tirar una hora y media asesorando a un cliente mientras tus compañeros se matan haciendo zumos, cafés y atendiendo a la caja, pues te las tiras, que es lo importante. Y es que una cosa muy buena que tienen aquí (profesionalmente) es que veneran al cliente, no se les puede hacer esperar ni un segundo y hay que ofrecerles todo lo que necesiten. Claro, yo acostumbrada a trabajar en un gimnasio de casi 300 metros cuadrados, sola la mayoría de los días o con un compañero o dos más, en los que no podías casi ni saludar a un cliente porque no podías perderte lo que pasaba en la otra punta, y si hacías asesoramiento estaban los minutos contados, pues ya os imaginaréis lo que ha sido llegar a un cuartito de escasos 50 metros cuadrados en el que conviven en la misma jornada unos 7-8 trabajadores más los clientes, y ver que aquí prefieren tener a esos 7-8 trabajadores diarios (aunque hayan días que sobren 5) para los momentos en que hay mucho volumen de clientes y no tengan que esperar nada... Y no haré comentarios al respecto. Está claro que la mentalidad es diferente.

Lo guay de aquí (mi tienda) es que tú más o menos puedes imponer tus condiciones a tu jefe (bueno, tú si eres irlandés/a y/o hablas de puta madre inglés o eres la caña de Irlanda vendiendo productos, of course). I mean, puedes decirle tranquilamente a tu jefe que solo vas a trabajar un día, que no quieres trabajar los findes, que solo quieres turno de tarde o lo que se te ocurra. He llegado a ver incluso a compis que no les apetecía trabajar un viernes o sábado y directamente ni han avisado, han dejado el horario tal cual y si cuela, cuela! Esto es un despiporre, aquí no se controlan los días de trabajo, descansos, horas de entrada, salida... Pero en fin, de momento no he visto ninguna pega, se ve que mi jefe es un angelito... XD Dentro de poco cambiaré de trabajo (para tener más información para el blog, claro! :P) y ya os cuento si el resto de jefes son igual de benevolentes o esto es el cachondeo padre a la hora de trabajar.

8. Y hablando del mercado de trabajo, la verdad es que no es tan sencillo como aparentaba. Me explico, al principio escuchas que sí, que Irlanda es la leche, que encuentras curro pronto, que te forras en comparación con España, que patatín patatán... Pues bueno, la verdad no es tan optimista. Lo cierto es que realmente hay trabajo, pero también hay mucha gente, mucha gente de todos sitios y mucha gente muy preparada, entonces cada vez la cosa se está poniendo más complicada. No es solo a la hora de conseguir el PPS (que es como el número de la Seguridad Social y que te exigen para trabajar), sino también la cuenta bancaria, el trabajo en sí y por supuesto un lugar para vivir. Y es que todas cosas van unidas, de forma que si no tienes una, no puedes tener la otra, y para conseguir una, necesitas la otra... Así que es como la pescadilla que se muerde la cola, te quedas un tiempo en el limbo de los muertos hasta que tienes la suerte de poder conseguir alguna de cosas anteriores y ya entrar en el sistema.

Pero como digo es complicado, ya que para los trabajos ya no se conforman con las ganas de trabajar, como saben que hay mucha gente queriendo currar, pues ya piden un inglés fluido y una experiencia previa (irlandesa a ser posible). Así que si no los tienes, pues más vale que inviertas un poco en el inglés o que trabajes de gratis, lo cual está muy valorado y, bueno, te puede abrir las puertas al resto de cosas necesarias.
También puede ser que seas la pera limonera, que hables tres idiomas -como mínimo-, tengas una super carrera en IT o algo del estilo (también están bastante valorados los teleoperadores), seas un regalito humanoide y tengas un encanto natural que te permita encontrar un trabajo allá por donde vayas. En ese caso, ¿¿¿¿qué haces que no has venido???? Búscate un curro en Google, Airbnb, Appe o alguna de estas empresas molonas y vive la vida (yo, mientras, te odiaré con cariño por dentro... ¬¬).
Si lamentablemente eres más bien mediocre, como el resto de mortales, tampoco te creas más especial -sí, eres de los que cargas como mínimo con una carrera y un máster, 3 páginas del CV de cursos y formación complementaria, tu B1 de ingles o el First, para estos da lo mismo, lo que quieren es que hables F L U I D O, es decir, rápido, como ellos, vamos-, pues nada, siempre te quedará como a mi fregar platos, hacer cafés o atender la caja. Eso sí, atiende a todas las posibilidades de ascenso (trainings, voluntariados, cursos -te los pagas tú, claro-) y mejora tu inglés! Una vez que tengas un nivel avanzado la cosa puede cambiar, aunque aún no puedo hablar mucho de ello, me queda todavía dejar mi trabajo, dejar el siguiente trabajo que encuentre y luego investigar sobre las posibilidades de montar mi propia empresa... XD jejejejeje, unos meses más de blog, tranquilos... Pero lo que sí es guay es que aquí se valoran muy positivamente los méritos, más que los títulos, así que a currar se ha dicho.


Y nada más, que estoy ya harta de escribir.
Espero que os haya gustado la entrada de hoy. Como siempre, hablo desde mi propia experiencia, ideas, opiniones y reflexiones, totalmente mías y subjetivas y con un toquecito de humor sutil... Los que me conocéis ya sabéis mi estilo.
Con esto quiero decir, para los susceptibles, que, como decía el mago que salía en la tele cuando yo era chica: "lo que has leído aquí ha sido producto de tu imaginación, no pertenece a la realidad, no le des más vueltas, no tiene sentido..." o algo parecido, jejejejeje, os acordáis?? (Ay, qué añoranza...) Pues eso, que esta es mi experiencia, contada para entreteneros, porque me gusta, porque me aburro! No quiero luego conflictos ni hostilidades, enh?

Como tarea para la próxima, me pongo manos a la obra con algunas de las excursiones que hemos realizado por los alrededores (merecen muchísimo la pena, os lo aseguro, la verdad es que Irlanda es un país precioso) y... para aquellos que me sigáis en Facebook, os debo un regalito!! La serie de desayunos saludables que estoy forjando... Seguid atentos que en breve empiezan ;)

Gracias por leerme y, como siempre, cualquier comentario, sugerencia, idea, donación (pedidme la cuenta por privado :PPPP no acepto menos de 1000€) o lo que queráis decidme, especialmente si tenéis una explicación para las cosas que observo y que para mi son inexplicables, tenéis un cachito ahí abajo reservado para vosotros. Al lío!!

Saluditos!!

viernes, 20 de febrero de 2015

From Dublin... With love!

Hola a todos!!

Antes que nada, perdonad estos tiempos sin noticias, pero han sido meses de cambios, de empieces, de finales, de movimientos... En resumen, de cambios, de búsqueda de aventuras y de llegar, casi sin proponérmelo, a IRLANDA. Así que aquí estoy, empezando una vida nueva que espero próspera y en la que pueda absorber todo lo que pueda ofrecerme esta bella ciudad a la que he ido a parar, Dublín.

 Y bueno, ¿qué viene buscando una andaluza a Dublín? Pues si os digo la verdad, soy poco original, porque Dublín está cargada de gente de todos sitios, especialmente españoles! Sí sí!! Estamos en todos lados!! Pero bueno, a título personal, vengo buscando gloria, honor (suenan caballos de fondo y una música de tambores, bélica...) Perdón, perdón... se me ha ido un poco!! jejejejeje
Bromas aparte, lo que deseo con todas mis ganas es APRENDER todo lo que pueda, que esta experiencia me enriquezca como persona, que amplíe mis perspectivas laborales, y me permita seguir cultivando conocimientos de nutrición y dietética, en primer lugar (y por supuesto, que pueda trasmitíroslos), y luego del resto, incluido el inglés, que no me vendrá mal... :)

 Como hoy no me puedo enrollar mucho, daré algunas pinceladas de las primeras impresiones que me llevo:

 1. El tiempo aquí está completamente loco: si amanece bueno, ten por seguro que a lo largo del día cambia. Lo mismo pasa a la inversa que, de hecho, ha sido lo más habitual: amanecía un día gris, triste, gélido y lluvioso y luego iba variando a lo largo del día. Ahora sol, ahora nubes, ahora sol, ahora llueve... Eso sí, de momento, ¡¡siempre frío!! Las manos se quedan... ufffff...

 2. Todo el santo mundo (y digo todo, salvo excepciones puntuales de viejitas-viejitos y bebés) se mueve en bici. Y aprende, Botella: aquí el carril bici aunque no es en sí un carril, sino que se comparte con la carretera, está perfectamente señalizado y adaptado (y respetado -o eso parece las más de las veces-) justo al borde de todas las carreteras (la gran mayoría de la ciudad es ciclable). Es cuestión de mentalidad, la bici es un medio de transporte rápido, barato y saludable.

 3. Los transportes son una mierda. Y lo digo tal cual. Hay millones de autobuses, de acuerdo, pero dependen del tráfico, con lo que ello conlleva (y no es precisamente poco). Así que es poco fiable (tarda en función de las horas), además de caro (un viaje normal ronda los 2,60 - 3€, aunque también tienen tarjeta de transporte, que se llama Leap Card -me pongo una mano tapándome los ojos y reconociendo que "echo de menos mi abono transporte" aunque lo hayan subido en los últimos años...). También hay dos líneas de LUAS (tranvía no especialmente rápido con el hándicap que las dos líneas son independientes, así que no puedes manejarte solo con él) y una línea de tren (funciona como el cercanías de Madrid) que está limitada al área de la costa (este de la ciudad). Este punto permite entender un poco mejor el 2.

 4. Hay muchísima variedad de comida orgánica y regional. De hecho, en todos los súper potencian el consumo local, la producción y cría local, etc. Y eso se nota en la calidad de lo que se come. Por regla general los lácteos, carnes y derivados locales orgánicos son más baratos que en España y están espectaculares. También potencian las verduras y frutas orgánicas, aunque tienen un precio similar y salvo algunas, son importadas (casi todas de España!! :)). También les encantan los panes, porridges y pasteles locales, de los cuales no estoy aún muy puesta, pero tienen una pinta espectacular. De hecho, hay bakerys y bistros en los que te ponen panes especiales caseros hechos con sus semillas orgánicas y de diferentes harinas, etc. Lo que aún no comprendo es, cómo estando en una isla, consuman tan poco pescado (salvo el bacalao del "fish & chips") y esté tan sumamente caro e insípido (solo se salva el salmón, más barato o en algunos casos igual que en Madrid, y con el mismo sabor o algo mejor). Tendré que seguir informándome.

 5. Por contra, hay demasiada comida precocinada. Son más bien vaguetes para cocinar en casa. En los súper, todo está ya medio listo o listo. Es más, hay súpers a los que puedes ir a comer, tienen como una parte de comida hecha lista para servir o envasar y que te la puedas llevar (lo hace casi la totalidad de la gente aquí). También es súper típico el rollo café para llevar: toda la peña va con su "CACHO-VASO" calentito por la calle (estoy empezando a pensar que es para calentarse las manos, más que para beberlo, porque son, para mi gusto, gigantescos...). Enlazo con el café diciendo que, aunque sirven azucarillos con los mismos, es curioso que el tamaño del azucarillo sea la mitad que el de España. Los nuestros contienen entre 8-10g de azúcar, y éstos son la mitad, alrededor de 4-5g. Un detalle, aunque hay que seguir trabajando en ello. La mayoría de los sitios sirve azúcar moreno y la estevia se consume poco. Seguiré investigando sobre ésto.

 6. Unido al punto anterior, ¿¿quién dice que en España hay muchos bares?? Eso porque no han venido a Irlanda... madre mía, en cada esquina tienen una iglesia (como Dios manda XD) y un pub, o cantina, o bar, o bistro, o deli, o restaurant, o cafe... Y lo peor, todos llenos... Da igual la hora... Comen y beben muchísimo en la calle... ¿¿Cómo están de precio?? Pues algo más caros que Madrid, pero tampoco para echarse a llorar, de hecho, si rebuscas bien, puedes comer muy bien por 10€ en más de un sitio (y por menos, sobre todo rollo sándwich + sopa + café y combos parecidos). Quizá la comida más elaborada salga más cara pero, de momento, hasta que no llegue mi momento de gloria y riqueza, tendré que conformarme con criticarlos desde fuera... Respecto a los súper cafés de los que calientan manos, por 2,70-3€ tienes uno. Las pintas son más variables, además hay días y horas (happys!! :D) en las que las ponen tirás, para que empiece la fiesta!! Desde 3,5 hasta 5-6€, de media. 

7. Otro tema curioso es que no hay apenas establecimientos especializados tipo frutería, pescadería, panadería... Los que más hay son carnicerías, que son bastante grandes y están muy bien provistas. Las fruterías escasean y las pescaderías se cuentan con los dedos de las manos... Las panaderías, con lo que les gusta el pan y las harinas, tampoco abundan (aunque las que hay son muy guays. Hay también las del rollo franquicias). Para todo lo demás, Lidl, Tesco, Super Value, Centra y Spar XD Y en algunos sitios, hay otros súpers más pequeñitos que son como tiendas de barrio (Londis y no me acuerdo de cuál más).

8. La gente por lo general es muy amable, tratan de ayudarte en lo que pueden y les encanta charlar!! Aprovechan cualquier ocasión para hablarte un rato! Además, si saben algo de español, te lanzan el repertorio tipo: "Hola, gracias, Cómo estás?, Bien, adiós" y se quedan todo tranquilos y orgullosos... ^^ Ireland is different...

 9. Por regla general la gente es bastante activa, no es nada complicado ver gente de todas las edades corriendo en cualquier lado, aunque existen millones de parques y campos para correr. Si no corren, caminan. Y si no, bici. Ya iré actualizando con los hábitos de gimnasio.

 10. Una última observación, esta la tengo en observación actualmente: los gatos tienen tamaño cabra... Son enormes... Pero como digo, necesito más evidencias para hablar bien de esta última premisa...

 Y nada más, espero que os guste el resumen, que me pongáis vuestros comentarios y curiosidades, que me vengáis a ver los que me conozcáis, y que me mandéis pescadito y jamón los que os apiadéis de mí... :( jejejejeje Seguiré recopilando información (sobre todo en cuanto me entere bien de cosas relacionadas con la nutrición y los hábitos saludables -para la próxima podré hablar del mundo gym en Dublín, ya que ando a la caza y captura de gimnasio y me muero por empezar a entrenar de nuevo) y contándola gustosa. Nos vamos leyendo!! Buena tarde a todos! Aprovecho que ha salido el sol para darme una vuelta. Millones de besos y abrazos!!